Franz Mohr: un gran afinador y técnico de pianos

Franz MohrEs normal escuchar hablar de grandes pianistas y sus obras. Se pueden llenar bibliotecas enteras con los datos de sus vidas, información sobre sus obras y otro par de cosas sobre ellos.

Lo que no es usual por el contrario, es escuchar sobre los hombres detrás del piano, aquellos que hacen posible la ejecución hermosa y limpia de cada nota. ¿No sabes de quiénes hablamos aún? Pues, es sobre los afinadores de pianos, que son tan importantes pero en ocasiones un poco olvidados, más en este artículo nos encargaremos de levantar la imagen de estos buenos hombres, hablando de uno de ellos en particular.

En este artículo hablaremos de Franz Mohr, donde ahondaremos en su vida y trayectoria, así como detalles de su personalidad. Intentaremos también ver el impacto causado por él en la industria y como su singular personalidad lo hace resaltar entre el resto.

Biografía

Franz Mohr nace un 17 de Septiembre de 1927 en Nörvenich, Alemania. Hijo de Jacob Mohr y Christina Stork. Su padre consiguió un trabajo en la oficina postal de Düren, lo que produjo la mudanza de la familia a esta ciudad siendo aún muy pequeño. Uno de los sucesos que marcaron su joven vida fueron los bombardeos a Düren (16/11/1944) por parte de los aliados durante la II Guerra Mundial.

Estudió y creció en Düren. Tiempo después decidió ir a Colonia, donde asistió a Hochschule für Musik. También curso siete semestres de violín y viola en Musikhochschule Detmold. Morh seguía sus estudios normalmente pero un mal se presentó en su vida: la tendinitis, la cual lo obligó a pausar sus estudios y retirarse de ellos.

Pero lejos de retirarse del mundo de la música, decidió entrar en él desde otra perspectiva. Por medio de un anuncio que encontró en la revista New Musikzeitung llegó a parar con la compañía Ibach Schwelm, donde comenzó su aprendizaje técnico en una fábrica de pianos. Su carrera empezó a despegar cuando logró pasar en solamente año y medio su examinación como maestro de equipos de concierto en IHK Aachen. Lo sorprendente es que esta examinación toma usualmente 3 años en ser pasada, pero Mohr lo hizo en la mitad de este tiempo.

Luego obtuvo un empleo en una empresa de conciertos en Dusseldorf, permitiéndole esto obtener más experiencia dentro del ámbito, pero algo más grande esperaba por él. Y fue en 1956 que pasó a formar parte de la franquicia de Steinway en Dusseldorf como técnico de concierto.

Los años transcurrieron y en 1962 Franz Mohr decidió junto con su familia emigrar hacia Nueva York, Estados Unidos, luego de aceptar la propuesta de trabajo ofrecida por Steinway & Sons. Fue en este trabajo donde tuvo que asistir y ayudar al jefe técnico de pianos Bill Hupfer, convirtiéndose en su sucesor luego de su retiro en 1968.

Vladimir HorowitzSu gran oído no solo lo privilegió con la gran habilidad de afinar pianos, también le dio la gran oportunidad de conocer a grandes pianistas tales como Vladimir Horowitz, Arthur Rubinstein, Glenn Gould y Rudolf Serkin. Acompañó a personajes de gran talla alrededor del mundo, siendo su principal y vital tarea afinar y preparar los pianos de cola Steinway antes de cada concierto, para deleitar a la audiencia nota a nota. Su gran capacidad auditiva le permitía hacer ligeros y suaves cambios que afectaban el tono, balance y otras características importantes del sonido. Es por esta gran habilidad que se hizo el afinador por excelencia de leyendas de la música de piano.

Un afinador de pianos talentoso

Un gran ejemplo de su talento se reflejaba a la hora de preparar los pianos de sofisticados pianistas como Gould o Horowitz. Quienes eran muy exigentes con sus requerimientos y encontraron en él a la persona ideal para llevar a cabo esta tarea.

Franz Mohr ha gozado de una exitosa carrera como técnico afinador de pianos, y hasta ahora pasados sus 80 años sigue viajando junto a pianistas, cubriendo su buena labor de afinación. A su vez también hace viajes para ejercer la labor de profesor o dar conferencias.

Esta es la vida que actualmente sigue esta persona, pero no creas que este es el final de este artículo. Ya teniendo claros los inicios y aspectos más importantes de su vida, podemos pasar a examinar esos detalles y cosas que llenan de brillo su asombrosa trayectoria en el mundo de la música.

Profundizando en la vida del afinador de pianos

Franz Mohr nos cuenta muchos datos curiosos sobre su vida. Afirma que afinar los pianos de oído de acuerdo a las exigencias de los pianistas era una tarea ardua, sí; pero muchas veces resultaba más duro y exigente lidiar con los impredecibles temperamentos de muchos pianistas famosos.

Uno de estos casos era el cambiante y sorpresivo temperamento de Vladimir Horowitz, de quien Franz era un amigo muy cercano, pero cuenta que llegar a este fuerte lazo de amistad tomó mucho tiempo.

Franz recuerda con cariño a Horowitz, quien a menudo definí a Franz como la persona más importante en cada concierto. Y no hay que dar muchas vueltas para encontrarle la razón a esto, Mohr hacía para él un trabajo excepcional, afinando su piano de cola larga con lujo de detalles y cumpliendo cada uno de sus requerimientos.

Esta afinador de pianos ha sido para los pianistas con quienes trabajó más que un grandioso afinador, fue también un gran amigo y confidente para cada uno en su tiempo. Es por esto también que llegó a descatar a tal escala, porque iba más allá de la afinación y entablaba relaciones de confianza con los pianistas.

Este gran afinador de pianos también nos habla sobre por qué prefiere a los pianos Steinway a cualquier otra firma de pianos. Nos detalla que la magia de estos pianos va más allá del diseño, y gran parte de esta proviene de la buena madera con que están hechos. Es esta la que permite tener una calidad de sonido superior y a la vez otorga al pianista un vastísimo y rico espectro de colores tonales.

Sus pianos preferidos

Prefería con exclusividad pianos Steinway & Sons porque remarca de estos pianos el tiempo y dedicación a la fabricación de cada piano. Esto lo hace comparando los casi 800 pianos diarios que produce Yamaha, con los 13 pianos al día hechos por Steinway.

¿Cuál es la diferencia? Yamaha usa cualquier tipo de madera con tal de suplir su fabricación diario, por otro lado Steinway mantiene su cuota diaria baja, pero dedica mayor tiempo a la fabricación de cada piano con la mejor calidad de madera posible. He aquí la diferencia, un Steinway tan solo se vuelve mejor con el paso de los años, debido a la excelente calidad de la madera.

Yendo más allá de la opinión de Franz sobre Steinway, pasemos a explorar más su vida. Franz fue también muy amigo de Glenn Gould, también comenta sobre la excéntrica personalidad del pianista, y esto lo resume en la siguiente anécdota:

Anécdota de afinador de pianos:

"Relata que un día, en el estudio de grabación 30th Street Columbia, su predecesor Bill Hupfer se dirigió a Glenn Gould antes de la grabación, puso su mano sobre el hombro del pianista y le preguntó qué tal estaba. Nadie imaginaba lo que ocasionaría un simple evento como este, tan común e incluso rutinario.

Luego Glenn Gould reclamó que su hombro se había dislocado, producto de un golpe ejercido sobre su hombro por parte del afinador (Bill Hupfer), pero esto no era cierto. Producto de esta lesión tuvo que cancelar sus conciertos y entabló una demanda contra Steinway."

Y es aquí donde viene a tallar Franz Mohr, quien fue enviado para sustituir a Bill Hupfer como técnico afinador de Gould. Y el resto ya lo hemos visto: con el pasar de los años él y Glenn entablaron una estrecha y fuerte amistad, a pesar de la excéntrica y muchas veces impredecible conducta del pianista.

Hemos visto ahora dos de las grandes amistades que Mohr realizó a lo largo de su vida. Luego de trabajar con tales estrellas como las anteriores mencionadas y otras más, es usual que se le pregunte a Franz si ha podido él reconocer algún patrón ya sea musical o de comportamiento en ellos. Lo que de existir sería la diferencia entre un pianista normal y una estrella. Con mucha suerte de nuestra parte, Franz tiene una respuesta y es la siguiente:

“Ausstrahlung”, eso es lo que he podido ver en todos estos años. Es esa habilidad para brillar en el escenario y conectarse con el público de una manera única, una en la que puedas llegar al corazón de cada uno y transmitir el sentimiento de cada nota. Por supuesto, Horowitz, Gould y Serkin tenían esto, lo que los hizo ser una luz diferente en un vasto mar. No importa cuántas notas pierdas, si tienes esa habilidad, todo error quedará justificado y muchas veces ignorado. El arte está en llevar la música a cada oyente, si tienes eso, lo tienes todo.

Hemos dado un paseo por el parque de los recuerdos y navegado a través del impetuoso mar del tiempo. Ahora hemos de ver un poco más en la tardía vida del afinador de pianos, más cerca a la actualidad y la actualidad misma de por sí.

Libro de Franz MohrTal y como está escrito al final del extracto biográfico, Franz está actualmente en sus 80 años, pero a pesar de esto su increíble capacidad auditiva sigue intacta. Dice agradece a Dios por su don y más aún el poder gozar de él en estos avanzados años de su vida. Este agradecimiento se vuelve más grande cada vez que ve a amigos suyos 20 años más jóvenes teniendo problemas con el oído. Y al verse él en tan buenas condiciones, se siente muy afortunado y agradecido por poder hacer todavía lo que ama hacer.

Sigue comentando usualmente de lo exigentes y muchas veces caprichosos que pueden resultar muchos pianistas. Pero una muestra de su habilidad para complacer tales deseos, es sin duda las estrechas relaciones que mantuvo con los mejores pianistas del Siglo XX.

Franz Mohr ya se encuentra retirado, luego de una carrera de 30 años al servicio de grandes pianistas. Pero es usual verlo en ciertos eventos, tales como el del Steinway Piano Showroom. A pesar de estar retirado, en años recientes acompañó en su tour al pianista italiano Mauricio Pollini. Lo que nos confirma nuevamente que el gran oído de este gran afinador sigue siendo útil y más que eso un deleite para los pianistas a la hora de afinar sus pianos.

Mi vida con los grandes pianistas

Él pertenece al mundo de la música, y más concretamente a los pianos. Pero ha sabido también dar un paso al mundo de los libros, al publicar su libro My Life With the Great Pianists”. En su obra relata, con su humor tan propio y su particular punto de vista, la vida de personajes como Rubinstein, Horowitz y otros tantos pianistas con los que tuvo la oportunidad de trabajar.

Su libro ha sido traducido a siete idiomas y es posible comprarlo en el sitio web Amazon.com. Si quieres realmente ahondar en aspectos más profundos de la vida de estos pianistas, relatados por una persona tan cercana a ellos como Franz Mohr, entonces no puede faltarte esta obra. Además, cuenta con muy buenas reseñas y es sin duda alguna una buena obra para leer. Pero además, ha publicado otros libros tales como Backstage with Great Pianists”. También, ha publicado otros tantos libros con Beat Rink, en alemán y en inglés.

Como se dijo casi en el final de la biografía, Franz es también un conferencista y es en verdad bueno. Al parecer él también posee el “Ausstrahlung” del que hablaba, pero transportado al ámbito del hablar en público. Hemos llegado al final de este gran viaje a través de la vida (que aún no acaba) de un gran hombre, que ha ido más allá de su labor y ha dejado realmente una huella en la historia de la música. Y era ya hora de que el mundo sepa un poco más sobre él.

Fuentes:

Datos biográficos:

http://de.wikipedia.org/wiki/Franz_Mohr

Datos detallados sobre su vida y sobre su relación con los pianistas:

http://www.dw.de/the-man-behind-the-pianist/a-2105212

http://keranews.org/post/franz-mohr-piano-technician-greats

Mención sobre el Steinway Piano Showroom:

http://www.arcadiapianoservice.com/blog/chadmitchellmeetsfranzmohr

Datos sobre su publicación de libros y otros datos interesantes:

http://www.crescendo.org/en/activities/franz-mohr.html

Franz Mohr: un gran afinador y técnico de pianos
5 (100%) 2 votos

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Buenas tardes amigos. Me pareció interesante compatirles este artículo de un blog sobre instrumentos musicales que https://t.co/RuW57PEuWm - 42 mins ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: