Hugo Landolfi habla sobre el trabajo y la profesión de afinador de pianos


A propósito de afinador. Nosotros tenemos una sección que es oficios y profesiones donde vamos a hablar, por supuesto, del afinador. ¿Un afinador tiene que saber tocar el piano? O puede ser sólo afinador porque tiene oído.

No necesariamente, puede escuchar y además saber este tipo de divisiones que se hace. Y, además, el afinador tiene otro valor agregado; y es que tiene que saber clavar las clavijas. Lo que significa que cuando llegas a la altura de la nota, recordemos que son tres cuerdas por nota; tiene que afinarlas tal cual y hacer la división para que el piano suene armónicamente bien, amable.

Tiene que saber clavar bien las clavijas para que, luego de tocar dos o tres canciones; no se desafine el piano. Hay varios temas que se deben tener en cuenta a la hora de llamar un afinador.

Bueno, y a propósito de afinador, vamos a ver este oficio o esta profesión bastante particular.

Para aprender a afinar pianos, es importante tener buen oído; pero el oído es algo que se desarrolla. Usualmente se cree que es un don natural, pero, sin embargo; es algo que se desarrolla y que se aprende, con la práctica y con los ejercicios constantes.

No hay que ser un iluminado ni haber sido tocado con la varita mágica del oído absoluto para dominar esto, es algo que se aprende.

Son dos actividades completamente diferentes: afinar pianos y tocar el piano. Una persona puede ser un afinador de pianos destacadísimo, sin saber en absoluto tocar el piano.

Afinar pianos es un trabajo que tradicionalmente se hizo y se sigue haciendo de oído. La afinación de pianos es siempre de mucha más calidad cuando se hace de oído; que cuando se utiliza un afinador o un asistente electrónico.
Para afinar un piano se utilizan muy pocas herramientas y elementos.

El que más importa es: la llave de afinar
La llave de afinar es lo que nos permite mover, lo que se conoce como las clavijas del piano, y donde se hallan ancladas cada una de las cuerdas a las cuales hay que variarles la tensión para cambiar sus frecuencias.

Con la llave de afinar se utilizan otras herramientas secundarias que son:
Cuñas de goma, para ir apagando diferentes cuerdas en la medida que no necesitamos que vibren cuando estamos afinando.
El diapasón, que es otra herramienta importante ya que nos da el tono patrón de afinación.
Y, tiras de paño, que también se utilizan para apagar distintas cuerdas que en momentos clave del proceso de afinación; hay que apagar para que no entorpezcan lo que estamos específicamente afinando.

Lo más gratificante de afinar pianos es, contemplar el resultado final de la afinación.

Es decir, cuando el piano está finalmente afinado, la música que se interpreta a través de ese instrumento recientemente afinado, sea una música que exalte los sentidos, que sea capaz de emocionar y que sea capaz de transmitir lo que, quien interpreta la música, quiere transmitir cuando toca. Eso es lo más gratificante.

Hugo Landolfi habla sobre el trabajo y la profesión de afinador de pianos
4.5 (90%) 2 votos

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Interesante salida laboral para #músicos: https://t.co/pxHzlJIP1V - 25 mins ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: