Reparación de cuerdas del piano


Reparar cuerdas del pianoEn el artículo de hoy hablaremos sobre el recambio de las cuerdas del piano, cómo son, cuáles son sus características y qué particularidades tienen. Este resulta ser un tema introductorio en el conocimiento de este instrumento que en mucho puede ayudar a los melómanos, profesores y técnicos de piano.

En principio, los pianos contemporáneos, tanto verticales como pianos de cola, tienen un sistema de diseño de la escala de cuerdas que se llama “de cuerdas cruzadas”. Siguiendo el video correspondiente a este artículo, al minuto 1:08 observamos un esquema de un piano de cola visto desde arriba, en el cual se representan dos grupos de cuerdas. Las indicadas en negro que llamamos bordonas o bordones, y las representadas en color verde que reciben el nombre de cuerdas planas o aceradas. En cualquier piano estas cuerdas están cruzadas de tal modo que las cuerdas planas están en un nivel inferior a las bordonas que están levemente ubicadas por arriba para que se puedan cruzar.

Pianos de cuerdas cruzadas

Puentes de la escala duplex del pianoEste diseño de cuerdas entrecruzadas no es muy antiguo en la historia del piano sino que tiene más o menos ciento cincuenta años de evolución. Anteriormente todos los pianos tenían todas las cuerdas rectas a la misma altura y no había ningún tipo de entrecruzamiento. La finalidad de este diseño es favorecer la vibración por simpatía del sonido de las cuerdas, especialmente cuando se tocan múltiples notas a través de acordes o cuando se presiona el pedal de sustain. Algunas cuerdas, cuando se le retira los apagadores que están apoyadas sobre ellas (es decir cuando se presiona el pedal de sustain y se las deja con posibilidad de vibrar) aunque no se toque su tecla correspondiente sus armónicos tienden a vibrar por simpatía simplemente por tocar alguna otra nota del piano cuya frecuencia fundamental coincida con el armónico tal de aquella nota que se quiera hacer vibrar. El resultado de esto es un sonido mucho más rico pues al favorecerse la vibración por simpatía, como las escalas duplex, el sonido del piano en su conjunto adquiere una riqueza muy grande porque, más allá de las cuerdas que estén vibrando por las notas que se estén tocando, si mantenemos apretado el pedal de sustain habrá otras cuerdas vibrando en determinados armónicos aunque no se las haya tocado por el fenómeno conocido como vibración por simpatía.

El diseño de cuerdas cruzadas pues favorece esta vibración por simpatía enriqueciendo en gran medida el sonido del piano. Además es una de las razones por las cuales los pianos electrónicos, por más caros que sean, nunca van a sonar igual a un piano acústico. Al no tener cuerdas no pueden generar este fenómeno de vibración por simpatía y tampoco pueden generarlo porque es algo que no puede simularse electrónicamente.

Tipos de cuerdas de pianos: Planas y Bordonas

En cuanto al tipo de cuerdas ya hemos mencionado dos grandes grupos: las cuerdas planas y las bordonas. Las primeras están hechas de una aleación especial de acero que además cumple con ciertas normas de calidad en cuanto a la uniformidad del grosor, sus propiedades vibratorias y demás. Las cuerdas bordonas son también cuerdas de acero, pero además tienen enrollado un alambre de cobre, por lo general más fino, y que cubre gran parte de su longitud útil primaria (la parte principal que vibra de esta cuerda). La finalidad de esta cobertura de cobre es lograr frecuencias más bajas sin necesidad de que la cuerda sea muy larga, lo cual dificultaría la construcción de pianos.

Por ejemplo, si en un piano de cola las cuerdas bordonas no tuvieran cobre enrollado y se buscara que tengan la misma frecuencia que deben tener simplemente con el acero que las constituye la longitud de esas cuerdas debería ser el doble o el triple de la longitud normal del piano. Esto haría que el instrumento en cuestión fuera también el doble o el triple de largo y esto aumentaría enormemente sus costos de producción y venta así como también complejizaría su traslado y su ubicación en las salas de concierto, muchísimo menos en una casa o departamento.

Muchas veces, en algunos pianos, el sonido que generan las cuerdas bordonas por este alambre de cobre que las recubre incluye un cierto ronquido que es el precio que debe pagarse para que podamos tener pianos de tamaños razonables.

Grosor de las cuerdas del piano

En cuanto a las cuerdas planas, si uno no es un experto en la cuestión y las mira a simple vista, podría llegar a pensar que todas poseen el mismo grosor. Sin embargo esto no es cierto sino que cada cuatro o cinco notas el grosor de la cuerda cambia muy levemente lo cual puede significar que un piano promedio haya entre quince y veinte grosores de medida diferentes para las cuerdas planas. En las cuerdas bordonas también va variando el grosor tanto del núcleo central de acero como del alambre de cobre. Inclusive este último puede llegar a dar dos vueltas sobre el núcleo de acero, es decir hacer todo un enrollamiento sobre la cuerda y volver nuevamente a enrollarse sobre el enrollamiento anterior para obtener así una frecuencia mucho más baja, un sonido más grave. Esto sucede especialmente en la zona más grave del piano.

Este detalle de las medidas de los grosores de las cuerdas debe ser tenido en cuenta a la hora de reemplazarlas. Cada cuerda debe ser reemplazada utilizando la llave de afinar pianos o una herramienta especializada, por aquella de grosor adecuado y esto se lo logra midiéndola primero con un calibre. Por lo general las cuerdas planas vienen en rollos de alambre de acero de cuerda de piano y separados por grosores. Los técnicos profesionales de piano poseen varios rollos, tantos como grosores de cuerdas planas hay, y al momento de cambiar una cuerda simplemente miden con un calibre la cuerda que se cortó, toman el rollo correspondiente a esa medida, miden la longitud de la cuerda sobre el alambre, lo cortan con un alicate y luego la colocan realizando los nudos adecuados.

Tipos de cuerdas de pianos

Este procedimiento difiere mucho en el reemplazo de las cuerdas bordonas pues no existen rollos de este tipo de cuerdas. Sino que en cada piano, en cada nota, las cuerdas bordonas son distintas no sólo la longitud total de la cuerda sino también el segmento de ella que se encuentra enrollado con cobre. Esto significa que para cada cuerda bordona que se rompe, de cada piano particular, debe hacerse un reemplazo a medida y esto no puede realizarse inmediatamente. Un técnico profesional debe medir el grosor del acero, la longitud de la cuerda, la longitud cubierta por el cobre, el grosor del alambre de cobre y anotar si tiene una o dos vueltas de alambre de cobre. Luego con un artefacto especial que suelen tener algunos luthiers se arma la cuerda y se la reemplaza luego en el piano. Debe saberse además que si bien es todo un arte el armado de una cuerda bordona muchas veces no suena igual que el resto de las cuerdas del piano, aunque esta nueva cuerda cumpla con todas las medidas y especificaciones de la cuerda matriz. Esto suele generar algunos problemas sonoros, por lo general si la cuerda bordona cortada pertenecía a las cuerdas dobles se recomienda cambiar ambas, aún la no cortada, para minimizar posibles diferencias sonoras que podrían percibirse con posterioridad.

Reparación de cuerdas del piano
Evalúa este artículo

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Miren este video! https://t.co/hggzt26Rx4 - 34 mins ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: