Llave de afinar pianos: Técnicas de uso de precisión


En el presente artículo trataremos un tema de vital importancia para la afinación de pianos que es la técnica de uso de la llave de afinar. Como bien sabemos, la llave de afinar es la herramienta esencial que se utiliza para afinar los pianos, y que se emplea colocada en las clavijas (ver video en el minuto 0:31). Lo que nos permite esta herramienta es variar la tensión de las cuerdas que se hallan ancladas a las clavijas.

El problema de la llave de afinar pianos


El problema de la llave de afinar y de las clavijas en sí mismas es que el conjunto llave de afinar-clavija, cuando está colocada la llave, es un sistema de control muy burdo, muy torpe, para realizar un procedimiento de afinación que debe ser extremadamente preciso. Lo que queremos decir con esto es que utilizar una llave de afinar pianos colocada en una clavija como las que se usan en el piano implica un sistema de control demasiado tosco para el grado de precisión que se requiere a la hora de controlar la tensión de las cuerdas sobre las clavijas. Esta dificultad que tiene la afinación de pianos se compensa mediante el aprendizaje de técnicas muy específicas del uso de la llave de afinar. Quien domine estas técnicas podrá controlar con absoluto grado de precisión la clavija y, por ende, la tensión de las cuerdas que se encuentran ancladas a ellas. Y, de este modo, será este grado de precisión lo suficientemente elevado como para poder realizar una afinación de pianos de altísima calidad.

No queremos dejar de remarcar la importancia del aprendizaje de las diversas técnicas del uso de la llave de afinar puesto que son el único modo a través del cual se logra, no solamente una afinación precisa sino también algo que es muy importante: nos referimos a la estabilidad de la afinación (para mayores detalles al respecto recomendamos lea nuestro artículo: Cómo lograr la estabilidad en la afinación de pianos). Uno de los grandes beneficios que nos da el adecuado uso de la llave de afinar a través de sus diversas técnicas es quem no sólo logramos colocar la clavija en una posición tal que la cuerda adosada a la misma tenga la tensión precisa buscada en la afinación, sino que la estabilidad de esa clavija se mantenga a lo largo del tiempo. Este último punto, la estabilidad, es fundamental a la hora de una afinación de pianos de alta calidad y usualmente es lo que distingue a un afinador de pianos poco calificado de uno profesional.  Lamentablemente, vemos una y otra vez, técnicos de piano o personas que afinan su propio piano, que sin conocer en profundidad las técnicas de uso de precisión de la llave de afinar, realizan afinaciones sumamente inestables.

Uno de los grandes beneficios que nos da el adecuado uso de la llave de afinar a través de sus diversas técnicas es quem no sólo logramos colocar la clavija en una posición tal que la cuerda adosada a la misma tenga la tensión precisa buscada en la afinación, sino que la estabilidad de esa clavija se mantenga a lo largo del tiempo.

La clavija y el piano


Como introducción analizaremos primero la clavija y cómo es su modo de vida en el piano. La clavija es una pieza cilíndrica de acero, o de hierro en el caso de los pianos más antiguos, que se encuentra incrustada, en gran parte de su longitud, en una pieza de madera llamada clavijero. El clavijero es una pieza especial, usualmente multilaminada, donde distintas capas de madera están encoladas una sobre otra y cada capa tiene cruzadas sus vetas con respecto a las otras para lograr una mayor estabilidad de la clavija (ver clavijero en el minuto 5:16 del video).  Si nosotros miráramos una clavija de frente (ver video en el minuto 5:30), como en el caso de los pianos verticales, veríamos una pieza metálica que no forma parte del clavijero sino que es parte del arpa del piano. Esta pieza es una porción fina de fundición de hierro a través de la cual la clavija pasa, pero no realiza allí su anclaje sino en la pieza de madera que está detrás y llamamos clavijero. En algunos pianos se puede ver, en el orificio por donde entra la clavija, un anillo de madera, que tampoco forma parte del clavijero sino que es un buje de madera que se coloca simplemente con fines estéticos (ver video en el minuto 6:05).

En toda clavija podemos distinguir dos partes: el pie, que está incrustado en el clavijero y la cabeza que es la parte que está fuera del piano. A diferencia del pie, la cabeza de la clavija ya no tiene forma cilíndrica sino cónica para que la llave de afinar pueda encastrarse en ella adecuadamente. En la parte intermedia de la clavija, entre el pie y la cabeza, se encuentra anclada a través de dos o tres espiras la cuerda.

La cabeza y pie de la clavija


Uno de los primeros problemas dinámicos que pueden apreciarse en la estructura de la clavija (ver video en el minuto 7:14) es que tenemos la cabeza de la clavija libre y el pie de la clavija atrapado en el clavijero. Esta estructura genera un efecto, que debe tenerse muy en cuenta a la hora de afinar, que es el efecto de torsión. En la zona media, donde está ubicada la cuerda, la clavija se torsiona cuando la giramos desde su cabeza con la llave de afinar. El efecto de torsión consiste en que la cabeza de la clavija gire sin que lo haga el pie de la clavija adentro del clavijero. Nos topamos aquí con lo que llamamos una primera ley de la técnica de llave de afinar: solamente habremos afinado en forma adecuada la cuerda, no cuando movemos la cabeza de la clavija, sino cuando a través de la cabeza logramos mover el pie. En caso de que no logremos esto, la cabeza de la clavija quedará cargada con un efecto resorte que generará mucha inestabilidad, y al poco tiempo de haberse dejado esa cuerda allí, la clavija volverá a su posición normal y perderá la afinación lograda generándose una inestabilidad muy grande.

Las técnicas de llave de afinar, enseñadas en profundidad en los cursos de afinación de pianos de la Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires, nos permiten superar todas estas dificultades, es decir superar la torsión que genera la clavija y así poder mover el pie de la clavija. La finalidad de estas técnicas implica lograr un control profundo y adecuado del pie de la clavija y no solamente de la cabeza.

Clavijas flojas y clavijas duras


Uno de los aspectos que debemos mencionar y que es muy importante, es cómo se comporta cada tipo de clavija con cada tipo de clavijero o con cada tipo de piano que encontramos. En este punto hacemos una distinción y hablamos de dos grandes grupos de clavijas: las clavijas flojas y las clavijas duras. Cuando el clavijero atrapa muy fuertemente la clavija decimos que estamos en presencia de una clavija dura, y cuando el clavijero está más blando les llamamos clavijas blandas o que se arrastran. La clavija blanda se arrastra al girar adentro del clavijero mientras que la clavija dura tiene tendencia a ir pegando saltitos a medida que va girando. Es decir, aquí nos encontramos con dos comportamientos diferentes de la clavija con respecto al clavijero, en función de las características del clavijero. Si el clavijero es blando la clavija va a tender a arrastrarse dentro del clavijero mientras que si es muy duro la clavija va a tender a ir haciendo saltitos al girar, es decir que va a ir haciendo movimientos bruscos dentro del clavijero porque está muy dura, y no sólo eso sino que va a tender a no querer girar mucho el pie. Obviamente estas dos condiciones o comportamientos de las clavijas requerirán dos grupos diferentes de técnicas de llave de afinar. De esto podemos extraer otra ley de la técnica de llave de afinar, y es que esta técnica no solamente se va a ir adaptando al afinador, a las características de afinación que él tenga y a la técnica que le quede más cómoda, sino también a las características del piano: clavijas que son blandas y se arrastran requieren de técnicas de llaves de afinar específicas para esa condición, y lo mismo ocurre con las clavijas más duras.

Para finalizar esta primera parte del tema que nos concierte queremos mencionar la causa de la existencia de estos dos tipos de clavijas. Básicamente el comportamiento diverso de las clavijas tiene que ver con el clavijero, con la edad del piano. En general, los pianos nuevos tienen clavijas más duras que los pianos más antiguos; el estado del clavijero, es decir su cuidado, es muy importante también. La humedad ambiental a la que está sometido el piano también influye enormemente en el comportamiento de las clavijas: en ambientes de mucha humedad el clavijero se hincha y atrapa con mayor fuerza a las clavijas y en ambientes de menor humedad el clavijero es más seco y la clavija es más floja. La solución a este problema de la humedad ya la hemos tratado en otros artículos y consiste en la instalación del equipo regulador de la humedad interna del piano llamado Damp Chaser que evita justamente estas contracciones del clavijero que, a la larga, terminan dañando la estabilidad de la afinación.

Técnicas de uso de la llave de afinar pianos


Como segunda parte del presente artículo analizaremos una a una las diferentes técnicas de uso de la llave de afinar pianos para ver sus características y particularidades. Ya sabemos que existen dos grupos grandes de clavijas, pero obviamente de las clavijas que se arrastran a las clavijas más duras o que saltan hay toda una gradualidad de comportamiento de las clavijas. Si tomamos como metáfora el hecho de que a veces decimos que las cosas son blancas o negras, lo que queremos mostrar es que, en el caso del comportamiento de las clavijas hay toda una gama de grises; las clavijas no son blandas o duras de un modo tan definido sino que por ejemplo: hay algunas que saltan un poquito, otras que saltan y se arrastran, etc.; la variedad de movimientos dentro del clavijero es sumamente amplia como así también lo es la variedad en las técnicas de llave de afinar.

Otro concepto que debemos tener en cuenta para entender estas diversas técnicas de uso de la llave de afinar es el de fuerza o masa que aplicamos a la llave de afinar para controlar las clavijas. Lo que nos permite una adecuada maestría en el uso de la llave de afinar es poder controlar la cantidad de fuerza que aplicamos a las clavijas y que esa cantidad de fuerza sea adecuadamente transmitida como nosotros queremos a las clavijas.

Dentro de las técnicas de uso de la llave de afinar encontramos, a grandes rasgos, algunas que son más recomendadas y de mayor uso para las clavijas blandas y que se arrastran; y otras que son más preponderantes en el caso de las clavijas duras. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, debido a la gran variedad de comportamiento de las clavijas cada afinador deberá ir probando las distintas técnicas (que serán mostradas en el piano; ver video a partir del minuto 18:41) para ver cuál se adapta más a cada condición. Nosotros mencionaremos simplemente algunas de las más utilizadas: la técnica de “golpecitos” se adapta tanto a las clavijas blandas como a las duras, al igual que la técnica de “empujar y tirar”; la técnica de “quebrar la muñeca” se adapta mejor a las clavijas blandas, pero hay personas que la usa para clavijas duras-saltadoras que no son tan duras. Luego tenemos las técnicas específicas para clavijas duras: la técnica del “pulgar”, la de “tirar sin mover” y la de “cachetear”.

Hemos enunciado en este artículo cuáles son los diversos factores que generan variabilidad en el comportamiento de las clavijas y presentado además las distintas técnicas posibles para cada tipo de comportamiento. Esperamos que haya podido comprender la importancia de aprender las distintas técnicas de llave de afinar en relación al tipo de clavija que posea el piano y que cuán importantes son a la hora de realizar la afinación.

Llave de afinar pianos: Técnicas de uso de precisión
Evalúa este artículo

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Miren este video! https://t.co/hggzt26Rx4 - 33 mins ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: