10 Claves a tener en cuenta al estudiar piano

Introducción:

Estudiar piano, sea cualquiera la edad a la que se inicie uno, es una experiencia enriquecedora. Pero como cualquier otra actividad, tiene un proceso de aprendizaje que puede tornarse complejo a medida que uno progresa. Afortunadamente, para hacer frente a esto, aparte de realmente amar tocar el piano, existen ciertas claves que te permitirán tener un progreso fluido sin necesidad de ser un prodigio musical. Éstas mismas harán que tu aprendizaje sea mucho más ordenado y entretenido.

Este artículo va dirigido a todo público, tanto para aquellos que recién se inician en el estudio del piano, como aquellos más avanzados llegando hasta lo más hábiles. ¿Por qué? Se debe a que los conceptos aquí compartidos son esenciales, es decir, no se puede llegar a tocar el piano de manera excelente sin reunir la mayoría de ellos. Si te sientes atascado en tu aprendizaje o deseas empezar con el pie derecho, estas claves te resultarán de mucha ayuda. Empecemos.

Las 10 Claves para estudiar piano

#1: Relajación y sutileza.

Muchos principiantes, y nos atrevemos a decir estudiantes con algo de experiencia bajo el brazo, cometen el error de poner mucha fuerza al tocar las teclas, siendo esto innecesario. Para que el piano suene bien solo hacen falta dos elementos: el movimiento de tus dedos y el peso del antebrazo. Nada más y nada menos. Recuerda esto y tu manera se tocar mejorará tremendamente.

Pasos para tocar el piano

¿Pero cómo lograr tocar las teclas de manera ligera? ¿Cómo llegar a dominar la técnica del toque perfecto para cada tecla? A continuación lo explicaremos, para que puedas integrar estas prácticas a tus sesiones de piano. Solo recuerda que llegar a este punto de saber cuánta fuerza aplicar para hacer sonar el piano es algo que demanda mucha práctica y sacrificio. Muchos consideran esta expresión del fino arte algo difícil de dominar y que solo algunos llegan a hacerlo casi a la perfección. Pero estamos más que seguros que de seguir estos consejos, tú llegarás a ser parte de ese privilegiado grupo.

Relaja los hombros y parte superior del brazo.

Un consejo fácil de asimilar. Muchos estudiantes del piano cometen el gravísimo error de poner mucha tensión en sus hombros y parte superior de los brazos, lo que origina un exceso de fuerza al apretar las teclas.

La yema de los dedos.

Posición de las manos para tocar el pianoUn consejo que brindan muchos profesores de piano es aprender a tocar con la yema de los dedos en lugar de con las puntas. Al tocar así el sonido se escucha con más “cuerpo”, en otras palabras: se obtiene un resultado mucho mejor.

Recuerda siempre seguir las instrucciones y recomendaciones de tu profesor. Ahora sí, sigamos con la clave número 2.

#2: Lograr un Orden.

El orden es vital en cualquier actividad, y esto incluye aprender a tocar el piano.  Lo que debes hacer para sacarle el máximo provecho a tus sesiones de aprendizaje es trazarte metas. En cada práctica del día a día debes definir metas a cumplir, sea por ejemplo aprender a usar más las yemas de los dedos en lugar de las puntas.

Este es más que todo un consejo si deseas practicar en casa. Un plan diario de objetivos te ayudará a enfocarte más, y en caso fueras principiante lo mejor es que busques ayuda de tu maestro, para que este pueda escribir para ti un plan de estudio para el hogar.

Con un plan de objetivos en un tu práctica diaria puedes apuntar hacia ciertos problemas específicos, tu maestro puede ser de gran ayuda a la hora de fijar estos objetivos. El punto de tener un plan como este es hacer que tu esfuerzo valga la pena: atacar problemas puntuales para mejor tu aprendizaje.

#3: Teoría.

Esta es quizás la parte menos emociónate y la más tediosa a la hora de aprender a tocar el piano — pero es necesaria. Uno no necesita atiborrarse con horas de estudio de teoría de la música para obtener buenos resultados, basta con dedicar unos 20 a 30 minutos por día para ver una gran mejoría en la manera en la que tocamos el piano. A menudo muchos atribuyen a este buen hábito la razón del progreso de su carrera como pianistas, uno de ellos es el pianista David Nevue, quien afirma que de no ser por haber dedicado tiempo para estudiar teoría de la música, nunca hubiera llegado a ser la clase de pianista que es hoy en día.

Tips Para Estudiar Teoría De La Música:

No queda de más volver a remarcar la importancia de aprender teoría de la música, debido a que esta te dará un manejo supremo de la música. Al entender la teoría podrás aplicarla en tu estilo de tocar, e incluso podrás improvisar fácilmente más adelante.

Posicion para sentarse frente al piano

Lo mejor, como siempre, es empezar desde cero. Es crucial entender el pentagrama, que es donde se “crea” la música por así decirlo. Luego de ello se debe tomar un tiempo debido para entender el concepto detrás de las claves musicales. Estos son los primeros pasos, y lo mejor es realmente comprometerse con el buen aprendizaje de estos, debido a que son la base para conceptos cada vez más complejos, entre los cuales tenemos:

  • Compases
  • Tiempos
  • La síncopa

El mundo de la teoría musical es tan amplio como las posibilidades que supone. Incluso muchos músicos profesionales y con años de experiencia no dominan aún la teoría de la música como debe de ser, pero aunque sea la más pequeña instrucción dentro de ésta aporta grandes beneficios.

Ya tienes otra importante clave que te ayudará a estudiar el piano de una manera mejor y diferente. Tienes a tu disposición muchos cursos en internet, por lo que empezar requiere tan solo un poco de motivación y esfuerzo propio — ¡empieza hoy!

#4: Escucha.

Si quieres de verdad destacar en esta área, debes sumergirte por completo en este mundo, y la mejor manera de hacerlo es escuchar música de piano todos los días y a cualquier instante — tienes que vivir la música.

Si sigues el consejo de estudiar teoría de la música, una vez sientas que has alcanzado un nivel aceptable, puedes probar lo siguiente que te ayudará a ser un mejor pianista:

  1. Escoge una canción lenta de piano. Ej: Nocturno de Chopin en Si bemol menor, Op. 9, No. 2.
  2. Siéntate para tocar el piano y pon un reproductor de CD o música al lado tuyo tocando la canción escogida.
  3. Trata de averiguar que notas se están tocando haciendo uso exclusivo de tu oído.

niño al pianoEl proceso es sencillo y corto pero los resultados son gigantescos. Esto te ayudará a desarrollar un mejor oído, lo que mejorará notablemente tu habilidad musical. Con el pasar del tiempo si te dedicas a practicar esto de manera regular, no solo serás capaz de reconocer las notas sino también intervalos,  patrones de acordes, etc.

Al principio puede parecer muy difícil e incluso imposible, pero esto es totalmente normal. Muchos estudiantes al igual que tú encuentran una gran dificultad al realizar este tipo de entrenamiento. Con el pasar de los días si haces de esta práctica un hábito, notarás mejorías y lo que en algún momento parecía imposible será un gusto y placer de hacer.

#5: Calienta.

Al igual que con la guitarra, calentar antes de tocar el piano es importante. Aunque no lo creas, no calentar adecuadamente puede provocar lesiones, lo que estancará tu progreso como pianista. Si no quieres que eso ocurra y que tu aprendizaje sea continuo, recuerda calentar con los siguientes ejercicios que te mostraremos a continuación:

Primer Ejercicio:

Pon tu mano sobre una superficie firme totalmente relajada. Una vez la hayas colocado sobre una mesa u otra superficie firme, procede a separar los dedos entre sí. Mantén esta posición por unos 5 a 10 segundos. Repite este ejercicio unas 8 a 10 veces.

Segundo Ejercicio:

Nuevamente busca una superficie firma y coloca tu mano sobre ella pero esta vez hecha un puño. Importante: la parte posterior de la mano debe ir mirando hacia la mesa. Ahora con tu puño colocado, procede a abrir la mano lentamente y estira los dedos hasta donde puedas. Sostén la tensión por un tiempo similar al del primer ejercicio. Repite de 8 a 10 veces.

Tercer Ejercicio:

Sigue el mismo procedimiento que en el ejercicio número dos, pero en lugar de abrir la mano lentamente lo que harás es abrir los dedos uno por uno de manera pausa. Al abrir cada dedo, trata de que este alcance su tensión máxima. Haz el ejercicio de manera pausada y repítelo de 3 a 5 veces.

Cuarto Ejercicio:

Este es una variación del ejercicio número uno. Tienes que realizar los mismos pasos pero ahora debes colocar gomas elásticas entre tus dedos. Esto elevará la intensidad del ejercicio, por lo que este aconsejable bajar las repeticiones a solo 3 a 5.

Estos vienen a ser los cuatros ejercicios que debes de realizar antes de tocar el piano. Recuerda también complementar estos ejercicios con la práctica de arpegios, que según un considerable número de pianistas es una manera excelente de calentar antes de pasar a la sesión de práctica en concreto.

Como puedes ver calentar requiere una inversión mínima de tiempo para todos los beneficios y protección que ofrece. Una pequeña inversión que hará de ti un mejor pianista.

#6: Toca Despacio.

Si la primera clave buscaba mejorar tu técnica a la hora de tocar el piano, este punto abordará los beneficios de practicar de manera pausada. Es un hecho de que el cerebro no es capaz de absorber información musical cuando se toca demasiado rápido. Si quieres de verdad sacarle el máximo provecho a tus sesiones de práctica, opta por tocar despacio.

El practicar de manera pausada te llevará a un mundo lleno de micro-descubrimientos. Podrás entender mejor lo que tocas y si sigues nuestro consejo sobre empezar a repasar teoría de la música, entonces podrás comprender mejor lo que tocas. Como dicen la magia está en los detalles, y una práctica pausada te llevará a pulir hasta los más pequeños de ellos, lo que al final mejorará tu técnica y hará de ti un pianista excelente.

#7: Anota Todo.

Llevar un diario que registre todas tus prácticas es una brillante idea. Al final de casa sesión de práctica debes recurrir a este diario que puede incluso una hoja de cálculo de Excel, para anotar las piezas estudiadas aquel día y la cantidad de tiempo invertida en cada una.

El tener noción de cuánto tiempo se toma uno para tocar cada pieza es una manera de exigirse más a uno mismo, porque fomenta mayor concentración y entrega en cada sesión de práctica.

Una este diario como un medio para expresarte. Aparte de registrar datos estadísticos como minutos invertidos en cada pieza, toma un espacio para comentar sobre la sesión en sí. Puedes incluso anotar tus sentimientos y si realmente te sentiste a gusto con la sesión.

Al llevar una rígida contabilidad de tus prácticas podrás motivarte más y fomentar un crecimiento mayor y sostenido como artista. Esto es un hecho que no aplica solamente a la música, sino a prácticamente cada campo, porque podrás hacer un seguimiento al tiempo usado cada día, lo que te llevará a invertirlo de manera inteligente en cosas que realmente valgan la pena.

#8: Concéntrate.

Siempre entrega todo de ti en cada práctica. La concentración juega un rol importante en tu desarrollo como pianista, y esto lo puedes encontrar recomendado por grandes pianistas como Daniel Barenboim, quien en su biografía destaca la importancia de estar plenamente concentrado en cada sesión.

Es mejor tocar unos pocos minutos completamente concentrado que tocar horas con los dedos en el piano y la mente en otro lado. Porque si bien son tus manos las que desencadenarán el sonido del piano, es tu mente la que dicta y si esta no está comprometida por completo entonces los resultados serán pobres y no harán nada por tu progreso como pianista.

#9: Un Pasaje a La Vez.

Nuestra mente es un regalo privilegiado, que nos recompensa con un mayor entendimiento de las cosas si dominamos el arte de la moderación. Es por ello que es mejor repasar un solo pasaje de piano en cada sesión. Pero no solamente se trata de tocar uno y listo, es sobre tocar un solo pasaje con toda la concentración y entrega posible.

Al evitar la sobrecarga que conlleva practicar pasajes largos o más de uno en un solo día, hará de tus sesiones de práctica más fáciles de llevar y por ende mucho más enriquecedoras.

#10: La Práctica Hace Al Maestro.

Por un lado tenemos a Malcolm Gladwell quien afirma que para llegar a ser un éxito en cualquier área, se la música, programación o redacción, toma alrededor de 10,000 horas de práctica consciente y enfocada.

El principal problema con la mayoría de personas es la falta de acción. Muchos se imaginan qué bueno sería aprender a tocar con mayor soltura y control, pero son pocos los que de verdad ponen de su parte para lograrlo. Practica en cada sesión y da lo mejor de ti.

Lo mejor es la práctica constante. Es mejor según muchos profesores practicar solamente 15 minutos al día todos los días de la semana que unas 3 horas a la semana en un solo día. La constancia juega un rol importantísimo en tu desarrollo como pianista, porque como hemos visto el cerebro aprender mejor todo lo relacionado con la música cuando la carga es menor y la práctica pausada, y el otro elemento clave viene a ser la constancia.

Solamente practica cada día. Haz de la práctica un hábito en tu vida y verás grandes progresos en cada nueva sesión.

Conclusiones

Hemos llegado al final de este artículo. Con estas 10 claves podrás mejorar como pianista, porque estudiar este difícil arte requiere de empeño y dedicación, así como de la instrucción correcta.

Nunca menosprecies el papel que tiene tu maestro. Si bien puedes practicar en casa, lo mejor es ir a clases con un profesor calificado con la finalidad de desarrollar mejor técnica gracias a la observación de alguien más experimentado.

Lo más importante es que lleves todos estos consejos repartidos a lo largo de esta lectura a la práctica — no los dejes solamente en palabras. Toma acción ahora y empieza a estudiar teoría de la música, sumérgete por completo en el mundo del piano y realiza prácticas pausadas y llenas de concentración. Registra cada sesión y lleva la contabilidad en tu fiel diario, trata de mejorar tu técnica cada día y siempre calienta antes.

Solamente queda desearte suerte y esperar que lleves estos consejos a la práctica. No perdones los errores, siempre busca la manera de mejorarlos y pule cada detalle. La travesía del pianista es dura pero los frutos de la ardua labor y sacrificio hacen que todo valga la pena. Entrega todo de ti en cada práctica, haz que tu mente guíe tus manos y has que cada sesión realmente valga la pena — invierte toda tu concentración y energía y notarás la amplia diferencia que esto brinda.

10 Claves a tener en cuenta al estudiar piano
5 (100%) 6 votos

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Saludos musicales! Pensé que era valioso compartir este post sobre los #pianos y la teoría musical que puede ser de… https://t.co/Qs4TTtjKng - 3 semanas ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: