Piano ideado por Da Vinci: La Viola Organista


Piano de Leonardo Da VinciEntre las pasiones de Leonardo Da Vinci estaba la pintura, representada por la Mona Lisa.  Su genio estuvo también presente en la ingeniería, llegando a hacer los primeros bosquejos de un helicóptero y un submarino. Más su genio no se limitó a esas áreas, y también dio su cuota de innovación al mundo de la música. Y es de eso de lo que hablaremos en este artículo: sobre su gran invento y la historia detrás de él.

Historia del Piano de Da Vinci


El piano de Leonardo Da Vinci recibió el nombre de viola organista. Este inusual instrumento hace uso de ruedas giratorias para hacer que las cuerdas suenen una por una, y este proceso se lleva a cabo gracias a un teclado que activa el movimiento al presionar sus teclas. Se puede localizar los primeros dibujos de la viola organista en el Codex Atlanticus (1488-1489). Si bien Leonardo fue el productor de la idea, no existe hasta el momento evidencia alguna que indique que Da Vinci haya alguna vez llegado a convertir el proyecto en una realidad. Pero afortunadamente a través de la historia algunos personajes se han tomado la tarea de traer a la realidad la idea de Da Vinci, y esto lo veremos a continuación.

Piano de Da Vinci o Viola OrganistaLa primera versión de la viola organista se encuentra encarnada en el Geigenwerk, construido en el lejano año 1575 por Hans Heyden, un inventor de instrumentos musicales que residía en Nuremberg. Existen rumores que varios monarcas de Europa poseyeron un instrumento tal como la viola organista, entre ellos tenemos a Fernando II, Fernando de Médicis (Florencia) y Felipe II.

Geigenwerk de TruchadoGeigenwerk de Raymundo Truchado

Fue Raymundo Truchado quien decidió seguir la onda y se aventuró a fabricar otra viola organista. Raymundo trajo al mundo esta recreación en Toledo (España), en 1625. Este hombre fue más allá, dado que su viola organista posee un hermoso diseño pintado, el cual le brinda un aire mágico. Sin embargo, existe cierta controversia sobre si Raymundo Truchado se inspiró en los bosquejos de Da Vinci para fabricar su “Geigenwerk”, dado que la evidencia que indique tal cosa no es clara hasta el día de hoy.

Con esta pequeña controversia ya expuesta, queda seguir relatando aspectos interesantes sobre el Geigenwerk de Truchado, puesto que la historia que envuelve a este es más rica y se tiene más conocimiento de ella, no siendo este el caso del Geigenwerk de Heyden. Se dice que la viola organista de Truchado pasó casi toda su vida confinada en la catedral de Toledo, sirviendo de ayuda en los servicios litúrgicos de turno. Actualmente puede encontrarse en el Museo de Instrumentos Musicales de Bruselas.

Slawomir Zubrzycki

Dejando atrás a Truchado, nos movemos en el tiempo para ver otros Geigenwerks más modernos. Donde vemos la figura de personajes como Kurt Reichmann (Alemania), Akio Obuchi (Japón) y Slawomir Zubrzycki (Polonia). Kurt Reichnmann presentó su propio Geigenwerk en el año 1985, al cual llamó “Nürnberger Geigenwerk”. Y fue en ese mismo año cuando William Morton presentó también su propia viola organista, fiel al modelo Geigenwerk.

Luego, pocos años después, Akio Obuchi presentó su primer Geigenwerk, exactamente en el año 1993. A diferencia de sus antecesores, Obuchi no se contentó con solo uno y creo varios más a través de los años, presentado por ejemplo otra recreación en el año 2002. Y fue en el año 2004 cuando se utilizó una de sus reconstrucciones para brindar un concierto en Génova (Italia). Sin duda alguna un concierto inolvidable. Según Akio Obuchi, aproximadamente unas 90 personas han tratado construir a través de los últimos 500 años una viola organista. Pero hasta hoy en día, la calidad del instrumento no ha alcanzado el nivel necesario para llevar a músicos y compositores a hacer con este instrumento música.

Hurdy GurdySiguiendo nuestra ruta, nos encontramos con Jon Jones y su versión de la viola organista: Wheelharp. Y es aquí donde nos detendremos un momento dado que el caso de Jones es peculiar y su modelo también. Según afirma Jon Jones, él empezó a desarrollar lo que es llama Wheelharp sin conocimiento alguno de los dibujos hechos por Leonardo Da Vinci, puesto que se inspiró en el Hurdy-Gurdy para crear su instrumento.

Presentó su viola organista por primera vez en el año 2003. Actualmente es posible comprar una Wheelharp en su sitio web, donde describe a su instrumento como una experiencia única, porque permite al músico sumergirse en nuevos territorios sónicos. Además, le otorga la capacidad de orquestar una escala cromática completa de 61 cuerdas arqueadas en sus propias manos, lo más cercano a tener una verdadera orquesta de cuerdas a nuestra disposición, gusto y voluntad.

Ahora es turno de hablar de Slawomir Zubrzycki y su viola organista. La cual consta de 61 cuerdas conectadas a un teclado y 4 arcos. También, nos recuerda que la principal diferencia entre una viola organista y un piano de cola consiste en que las cuerdas de la viola organista tiene las cuerdas conectadas a los arcos.

Slawomir comenzó la construcción de su viola organista en el año 2009, pero no fue hasta el 18 de octubre de 2013 que mostró al mundo por primera vez en concierto su instrumento. Nos cuenta que el proceso de fabricación supuso todo un desafío, sobre todo por la falta de ejemplos históricos accesibles y la imposibilidad de escuchar el sonido del instrumento. A las dificultades anteriormente mencionadas también se suman obstáculos técnicos tales como el trabajo en metal y madera y una elección equivocada de cuerdas que no permitían reproducir los registros bajos que requiere el instrumento.

Supuso además una inversión de cerca de $10000 USD y una dedicación de casi 5000 horas. Sin duda una gran inversión tanto de tiempo como de dinero. Si bien ha hecho grandes avances, nos aclara que es aún un prototipo. Sinceramente Slawomir espera que músicos se interesen más en este instrumento y que el público desarrolle un gusto por su sonido. Y según sus palabras, esto marcaría el fin a su mala suerte histórica que ha impedido su correcto desarrollo y florecimiento.

Y es con Zubrzycki con quien culminamos este primer segmento. Esperamos que de aquí en adelante se den más noticias sobre este grandioso instrumento, y que por fin pueda ver por primera vez en la historia una luz de esperanza y progreso.

Funcionamiento de la Viola Organista


Si hemos prestado atención a la historia, hemos entonces por momentos podido notar indicios sobre el funcionamiento y estructura de la viola organista. Pero en este segundo y último segmento donde iremos a fondo en este tema.

La viola organista funciona de la siguiente manera:

El teclado tiene a su disposición 4 ruedas giratorias, al girar cada una jala una tira de un lazo de pelo de caballo y el giro se perpetúa mientras el pedal se bombea. Y produce su peculiar sonido con el movimiento de las ruedas giratorias que hacen fricción con las cuerdas, siendo este muy similar al producido por un violín o viola. Usualmente, la estructura y diseño de la viola organista tiene la forma de ala. Pero por ejemplo, Akio Obuchi critica deficiencias en este diseño, afirmando que produce un sonido nasal, lenta acumulación de sonido, etc.

Viola Organista de Da Vinci

Uno de los que fue en contra del diseño tradicional fue Jon Jones, pero sin conocimiento de que lo estaba haciendo. Su “Geigenwerk” es de forma cilíndrica, sin duda muy peculiar. Así como el Geigenwerk, a lo largo de la historia han existido instrumentos similares y hablaremos de ello brevemente. Un ejemplo de esto es el piano quatuor de mediados del siglo XXI, desarrollado por Baudet de París. A diferencia del Geigenwerk, este cuenta con solo un cilindro que gira para rozar los apéndices de fibra de las cuerdas. Y mediante el principio de vibración transferida, la vibración producida por el roce en los apéndices se transfiere inmediatamente a las cuerdas, haciéndolas sonar.

Y finalmente nos toca hablar sobre el Streichklavier construido por la firma de pianos Hofmann and Czerny en el año 1915.  El Streichklavier es muy similar al Geigenwerk en cuanto a los principios, pero en la aplicación varía notablemente, dado que este instrumento se vale de cuerdas de cuero giratorias para estimular las cuerdas. El Streichklavier se puso dentro de una hermosa y elegante carcasa de piano de cola laqueada de color negro y se utilizó como un instrumento de exhibición pensando en usarlas en tours a lo largo y ancho de toda Europa.

Con esto concluye este fabuloso recorrido a través de la historia, que nos ha permitido saber más sobre “el piano de Da Vinci”. Hemos podido conocer a los diferentes personajes que se tomaron el trabajo de llevar a cabo la recreación o creación (en caso de Jon Jones) de una viola organista similar a los planos de Da Vinci, empezando desde hace más de cinco siglos con Heyden hasta hace solamente un par de años con Zubrzycki. Esperamos que no se detenga el desarrollo de este especial y gran instrumento, para de una vez por toda terminar con su mala racha y darle la luz y esplendor que se merece.

Referencias adicionales:
1) El instrumento de Obuchi.
2) El sitio oficial de SLAWOMIR ZUBRZYCKI.

Piano ideado por Da Vinci: La Viola Organista
5 (100%) 3 votos

Prof. Hugo Landolfi

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
Saludos musicales! Pensé que era valioso compartir este post sobre los #pianos y la teoría musical que puede ser de… https://t.co/Qs4TTtjKng - 3 semanas ago
About The Author

Prof. Hugo Landolfi

Director, Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook: