10 consejos para profesores de piano para tener más alumnos

¿Qué es lo que se necesita tener para ser un excelente profesor de piano? Pero, sobre todo, ¿qué deben hacer los profesores de piano para tener más alumnos? Ambas preguntas, así como también, las respuestas de las mismas; están intrínsecamente conectadas.

En esta oportunidad, en Tecnopiano; estaremos hablando sobre qué necesitan hacer o tener los profesores de piano para conseguir y mantener interesados más alumnos. Y antes de continuar, un pequeño spoiler, todo se basa en la excelencia del profesor.

Sí, aunque parezca lógico, para muchos no lo es, todo se basa en la experiencia, capacidad y táctica que deben tener los maestros de piano a la hora de tratar con los alumnos; sin embargo, te daremos 10 consejos para que puedas tener más alumnos en tus clases.

Errores que no debes cometer como profesor de piano

Lo primero que debes de tener en cuenta es que el método de enseñanza ha cambiado en estos últimos años. Por lo que debes estar abierto a nuevas formas de enseñanza. Todos sabemos que el piano es uno de los instrumentos que más alumnos trae, sin embargo; esto no te garantiza el éxito como profesor. Lo que verdaderamente te garantiza el éxito es tu forma de enseñar.

Es por eso, que más allá de brindarte consejos, también te diremos cuáles son esos errores típicos que muchos profesores de piano cometen; y los cuales desembocan en la pérdida de alumnos.

No escuchar a tus alumnos

Cuando decides ser profesor de piano, lo primero que debes hacer es entrevistar a tus alumnos y escuchar realmente qué quieren aprender y, sobre todo; tratar de entender y descifrar su forma de aprender. Cada alumno es diferente, por lo que deberás tener un acercamiento distinto.

No te debes de enfrascar en un solo método de enseñanza, ya que esto puede ser perjudicial para ti como profesor; por eso, escucha lo que quieren tus alumnos y bríndales un lugar seguro en donde puedan aprender, pero a la vez, disfrutar del piano.

Querer abarcar mucho

Cuando tenemos un alumno nuevo, queremos enseñarle desde la partitura y el proceso de creación musical; hasta aspectos que aún no dominan, porque tenemos la idea de que, si un alumno lo hizo; este también lo hará.

No es así. Hay que comprender que cada alumno comienza en un nivel de dificultad diferente; por lo que querer que este abarque todo en una sola lección no es lo ideal.

Lo ideal es que el estudiante entienda qué está haciendo, que comience por lo que se le haga más fácil y no por algo más complejo solo por un capricho; de ahí viene también escuchar a tus alumnos. No solo lo que desean, sino también de lo que son capaces de lograr con su nivel actual.

Querer enseñar partitura en las primeras lecciones

Es cierto, las partituras son un elemento necesario para aprender a tocar piano; pero si estamos tratando con un alumno que no tiene ni idea cómo leer una, es un “crimen” esperar a que este entienda cómo funcionan de la noche a la mañana.

Son muchos los profesores que se molestan y desalientan a los alumnos por no entender rápidamente al leerlas; y esto puede ser perjudicial para tus clases. De ahí viene la entrevista antes de empezar la clase; para entender el nivel en el que está el alumno, y así saber qué es lo que necesita aprender primero.

Claro, saber sobre las partituras es necesario; pero hacer hincapié desde un principio y presionar para que se aprenda esto sin conocer un poco sobre teoría musical es algo que, en lo posible, debes evitar.

El secreto está en que los alumnos aprendan a entender qué es lo que están tocando; para que cuando entren de lleno en las partituras, puedan saber qué significa cada nota.

Escoger piezas complejas

Un típico error que no solo lo comenten los profesores sino también los alumnos.

Comenzar con piezas complejas en las primeras lecciones de piano es algo que se debe evitar; y es que cuando estás aprendiendo a caminar, no comienzas a correr por arte de magia.

Lo mismo pasa cuando estás aprendiendo piano u otro instrumento cualquiera. Empieza por piezas sencillas y fáciles, luego ve aumentando el nivel de dificultad.

Esto ayudará a que el alumno pueda concentrarse y tendrá esas ganas de aprender rápidamente para tocar piezas más complejas.

10 consejos indispensables para tener más alumnos en la clase de piano

1. Disfruta compartir tus conocimientos

Esto es algo que te diferenciará del resto; la forma en cómo compartes tus conocimientos y si lo disfrutas o no. Independientemente de cuál sea tu público objetivo, niños, adolescentes o adultos, debes demostrar que realmente disfrutas ser profesor de piano.

Muchas personas, sobre todo los niños, tienen esta idea pre-concebida de que los profesores de pianos son severos a la hora de enseñar; y nadie quiere un profesor que regañe constantemente y que no inspire a aprender. Por lo que debes estar claro si de verdad disfrutas dar clases; y si es así, entonces demuéstralo.

¿Cómo puedes hacerlo?

  • Aplica nuevas formas o estrategias de aprendizaje
  • Habla previamente con tus alumnos para saber qué esperan de tus clases
  • Responde cualquier duda
  • No minimices o pongas en tela de juicio a tus alumnos
  • Brinda un espacio seguro en el cual puedan cometer errores; pero también aprender a resolverlos

Cuando demuestras que de verdad disfrutas compartir tus conocimientos; tu reputación crecerá y pronto tendrás muchos más alumnos.

Al final, no se trata solamente de enseñarle a tus alumnos todo lo que saben; se trata de enseñarle a tus alumnos todo lo que tú sabes, y de allí que dejar que ellos sigan su propio camino.

2. Comienza siempre por lo más fácil

Como te lo mencionábamos anteriormente, es importante que tomes en cuenta la capacidad de cada uno de tus alumnos; por lo que es importante que empieces siempre por lo más fácil; de esta forma tus aprendices podrán familiarizarse con el instrumento y podrán tener un mayor entendimiento del mismo.

Trata de hacerlo lo más sencillo posible para una persona que no tiene conocimiento alguno sobre piano, pero está dispuesto a aprender.

Pero, si hablamos de una persona que tiene al menos un conocimiento básico, entonces, pregúntale, qué es lo que le interesaría aprender y parte desde ahí, y ve agregando todas aquellas cosas que consideres que son necesarias.

Ten presente que es un trabajo en conjunto.

3. Nunca dejes de aprender

Para ser un profesor de piano debes tener un cierto nivel para poder enseñar; por lo que se recomienda que al menos tengas un grado avanzado en el piano (teoría musical, solfeo, acordes de piano, coordinación de miembros); y si es posible que tengas un título como profesor, y varios años de experiencia enseñando (no necesariamente piano; pero es importante tener experiencia en pedagogía). Esto ayudará a que más personas confíen en ti para enseñarles a tocar este instrumento.

Pero lo más importante, nunca dejes de aprender. Sobre todo, debes tener un amplio conocimiento de los géneros musicales, ¿por qué? Aunque no lo creas; muchas personas comienzan a tocar piano porque quieren versionar a sus artistas favoritos. Por lo que es necesario que tú sepas o tengas al menos un conocimiento básico de los diferentes géneros musicales para que hagas amenas las clases.

4. Conoce a tu público objetivo

Como cualquier negocio, es importante que sepas quién es tu público objetivo, es decir, a quién vas a enseñarle.

Por ejemplo, si te dedicas a enseñarle a niños, sabes que tu público objetivo realmente son sus padres, ya que ellos son los que pagarán por la inscripción; por lo que es importante que pienses en estrategias de exposición que te hagan llegar a ellos. Panfletos en las escuelas, publicidad en las redes sociales, pero de esto vamos hablar en el siguiente punto.

En el caso de que te enfoques más en enseñarle a los adultos, has un estudio de mercado pensando cuáles son esos lugares en donde tu público objetivo puede estar.

Y por supuesto, no te olvides de las recomendaciones. Habla con tus alumnos y pídeles que te recomienden, a veces vale más la recomendación de boca a boca que la misma publicidad en las nuevas plataformas.

5. Apóyate en las redes sociales

Estamos en un mundo digital, si no tienes presencia en este, eres casi inexistente; al menos que te hayas creado una reputación desde hace años. Sin embargo, es bueno que tengas al menos un perfil en Facebook o en Instagram en donde tengas tu información de contacto.

En estas plataformas puedes compartir los detrás de cámara de tus clases, compartir conocimiento; explicar qué es lo que las personas podrán aprender en tus lecciones y mucho más. Cuando las personas tienen una visión más clara sobre lo que les espera, tienden a confiar mucho más en el producto o servicio.

Asimismo, las redes sociales te ayudan a publicitar tus servicios. Invierte algo de dinero en ellas para así tener más alcance y poder convertir esa inversión en ingresos. Esto lo podrás lograr conociendo a tu público objetivo y con una buena estrategia digital.

6. Haz que las lecciones sean especiales

Tal vez tener más de 2 o 3 estudiantes en una misma clase no sea lo ideal; sobre todo, si tu público objetivo son personas que no saben absolutamente nada sobre piano. Por lo que te recomendamos que tengas lecciones privadas de máximo 2 estudiantes.

Esto te permitirá ofrecer lecciones más personalizadas y podrás concentrarte en tus estudiantes. Además, tus alumnos se sentirán más especiales ya que no sentirán que estás compartiendo tu tiempo con otros, ni compararán su avance con el de su compañero de clase.

¿Cómo te ayudará esto a conseguir más estudiantes?

Fácil: cuando ofreces una experiencia personalizada las personas tienden a regresar y a recomendar. Lo único que debes tener en cuenta es que tienes que organizar tus horarios para no entorpecer una lección con otra.

7. Revisa tus honorarios

Por lo general, una lección de piano está entre 12 a 35 dólares la hora. Si estás empezando como profesor y no tienes nada de experiencia, entonces debes buscar un precio que vaya acorde contigo.

Sabes que no puedes cobrar más de lo que cobra un profesor con 10 años de experiencia. Piensa en tu público y ofrece ofertas especiales; de esta forma podrás atraer a más personas interesadas.

Ten en cuenta, además, el tiempo de duración de tus lecciones; la mayoría ofrece lecciones de 30 minutos. Piensa si esto es lo que tus alumnos necesitan; tal vez para atraer a más personas puedas ofrecer lecciones de 45 minutos los primeros meses, y luego reducir a 30. Todo dependerá de cómo quieras tener el acercamiento con tus alumnos.

8. Nunca hagas nada sobre la marcha, planea todo

Es importante que sepas qué vas hacer en las lecciones para que no improvises. Incluso si la lección se enfocará en la improvisación.

Esto te hará entender qué es lo que debes hacer en la siguiente lección dependiendo del progreso del aprendiz.  

Por esta razón, es necesario que antes de empezar una lección con un nuevo estudiante; le hagas una pequeña prueba o entrevista para saber en qué nivel está y planificar las lecciones a partir de ahí. Cuando eres organizado como profesor se nota; y esto hace que las lecciones fluyan de una forma más prolija.

9. No te quedes estancado, evoluciona

Si eres un profesor con trayectoria, es importante que experimentes qué lecciones o métodos están funcionando hoy en día y cuáles no.

No te quedes estancando en un solo tipo de enseñanza; evoluciona y ofrece una diversa variedad de formas de aprendizaje. Esto hará que el alumno se sienta más cómodo contigo y te recomendará con más personas.

Tú eres tu mejor carta de presentación, por lo que debes hacer que la experiencia de aprender piano sea única y especial.

10. Piensa en pequeñas recompensas para tus estudiantes

Tener un sistema de recompensas para tus estudiantes es algo que definitivamente alentará a mejorar sus habilidades; y hará que más personas te noten.

Por ejemplo, puedes organizar un pequeño concierto en un centro comunitario para que ellos demuestren qué es lo que han aprendido durante el tiempo que han estado estudiando contigo.

Grábalos (con su permiso, por supuesto) y súbelo a las redes sociales y muestra su progreso. También puedes enseñarles a tocar su canción favorita si logran ciertos hitos.

Todo depende de cómo quieres que sea ese acercamiento con ellos. Porque cuando motivas a tus estudiantes esto se nota; y más personas querrán aprender contigo, porque pensarán “sí él lo pudo hacer, yo también”.

Tener éxito como profesor de piano dependerá de cómo realmente seas en tus clases; cuando haces que el tiempo de aprendizaje sea realmente algo valioso; esto ayudará a que se traduzca en más alumnos.

Pero, es importante que tengas paciencia, no tendrás una avalancha de alumnos en una semana, es un proceso que lleva tiempo. Solo debes ser constante con tus lecciones y siempre innovarte a la hora de enseñar.

Referencias:

  1. Consejos para buscar buenos profesores de piano para sus hijos
  2. Cómo enseñar piano: 10 pasos
  3. Errores comunes en la clase de piano
  4. 7 consejos para ser más afectivo y efectivo en el aula
Prof. Hugo Landolfi
Director y Fundador de la Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires.
Prof. Hugo Landolfi

@mitecnopiano

Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires - Enseñamos a afinar pianos mediante cursos a distancia y presenciales.
7 Secretos para proteger al piano de la humedad:https://t.co/aEWuGlhHIS - 21 horas ago
Prof. Hugo Landolfi

Puedes comentar o realizar una consulta con tu cuenta de FaceBook:

>

Envía este arículo a un amigo